Psicotrónica y ley de atracción

publicado en: ley de atracción | 0

Hoy quiero hablarte de la psicotrónica. Resulta muy curioso que en la época actual donde en el ámbito del desarrollo personal se habla continuamente de la ley de atracción, que popularizó el libro del secreto, existan muy pocas referencias a ella en el mundo científico y ello es motivo de que las personas escépticas digan con razón que no es más que una mera teoría puesto que no ha sido demostrada de forma empírica.

En este vídeo voy a aclarar estos conceptos.

La ley de mentalismo, más conocida actualmente como ley de atracción, ya queda recogida en uno de los libros más antiguos de la humanidad, como es el Kybalion de Hermes Trimegisto.

En el se detalla este principio o ley universal aduciendo que todo lo que el ser humano crea en su esfera mental a través de sus pensamientos tiende a materializarse en la dimensión física, es decir tiende a convertirse en lo que llamamos real.

Lo primero que hay que aclarar, tal y como dice la propia ley es que una cosa es que exista una tendencia y otra bien distinta que se manifieste. Es evidente que tender a ser y ser, no son sinónimos.

A través de las distintas épocas en menor o mayor medida los seres humanos han tenido algún conocimiento de este principio y el refranero popular así lo recoge con frases como “recoges lo que siembras” que dan muestra que nuestra realidad viene precedida por nuestros actos y el primer acto que ejecutamos siempre es el mental.

El pensamiento, ya sea consciente o inconsciente precede a toda actuación.

Cualquier persona acepta esta premisa para las cuestiones cotidianas de la vida , en la que comprobamos una relación directa de causa y efecto, de origen y consecuencia.

 pero  ¿Qué ocurre  con aquellos eventos que suceden en nuestra vida y a los cuáles no podemos dar ninguna explicación?

¿Cómo es posible que a determinadas personas les ocurran de forma reiterada eventos desagradables y en cambio a otras, situaciones que casi siempre les favorecen?

Lejos de ser producto de un universo aleatorio, la ley de la atracción se explica de manera científica a través del poder psicotrónico.

La psicotronica es la base de esta ley y paradójicamente es la gran desconocida.

Antes de entrar en detalle en ella, quiero hablarte de los 3 grupos de personas que existen respecto a su opinión de la ley de atracción:

Existe un grupo mayoritario que no cree en ella, porque te recuerdo que la humanidad ha sido entrenada desde milenios a fijar su atención fuera del poder interno que cada ser humano posee de nacimiento y este es un egregor muy potente anclado en el inconsciente colectivo.

Existe otro grupo también muy numeroso que cree en ella, pero sólo porque piensa que le conviene creer y no porque tenga un conocimiento basado en la experiencia. Es el mismo caso que ocurre con el sinfín de religiones que existen en el planeta.

Y por último hay un grupo muy reducido de personas que tienen evidencia de esta ley y comprenden su funcionamiento.

Aunque las personas que poseen un perfil psicológico escéptico, tachan a la psicotronica de forma peyorativa como una corriente de la parapsicología, esta sostiene fundamentos que a día de hoy también está planteando la física cuántica como reales.

Y ya que hablamos de realidad, vamos a quedarnos con esta palabra.

Porque te pregunto. ¿Qué crees que es real?

La psicotronica parte de la base que todo lo que existe y llamamos real ha sido creado de lo no real. Esto es fácil de entender ya que cualquier cosa que ha creado el ser humano ha tenido que ser en primer lugar imaginado. Es decir ahora hay donde antes no había.

La psicotrónica se basa en la utilización de la energía que se produce por la interacción de las energías psíquicas de nuestra mente y de las atómicas que dan lugar a la materia.

Desde esta óptica se plantea que es posible modificar los eventos que creamos a través de la modificación de nuestros estados mentales creados con el pensamiento.

Para la psicotrónica, la mente, la conciencia y la energía están intímamente conectadas y se interfieren mutuamente.

La materia en si,ya existe como un potencial ilimitado de posibilidades que están presentes en forma de onda vibracionales y acaban tomando forma material a través de las partículas.

Para hacer un simil que todos podamos entender, vendría a ser como una masa de plastelina con la que jugábamos de pequeños y que podíamos moldear a voluntad. Las figuras que observamos como reales y tangibles, pueden ser modificadas modificando la sustancia que les da forma.

Lo único real en sí es el campo vibracional y no la forma en la que lo observamos. Por otra parte ese campo es universal y por tanto produce que todo esté interconectado como una gran red de información, principio que también postula la física cuántica.

Esto explicaría la ley de mentalismo o atracción, ya que cuando a través del pensamiento fijamos nuestra atención en algo, empiezan a ordenarse las ondas para dar forma material a la energía psíquica, pero atención, esta no se manifestará de forma instantánea y de ahí que el enunciado de la ley sea que exista una tendencia a manifestarse.

Que acabe manifestánose finalmente depende que que la onda creada con la vibración psíquica sea suficiente para crear las partículas en la dimensión material y que nosotros observamos en forma de objetos, eventos y circunstancias.

Este mismo principio explicaría también fenómenos que hasta la fecha son considerados también como paranormales, como pueden ser la intuición o la telepatía, pero que de todos modos cualquier persona con un mínimo de sensibilidad habrá experimentado a lo largo de su vida.

Hay un componente muy importante y que a día de hoy todavía no tenemos una explicación científica para su comprensión y es el hecho de que como ya te he dicho en otros vídeos la energía emocional parece ser la impulsora de la creación de la realidad y produce que esta se manifieste de forma más rápida cuanto mayor es el sentimiento con el que la impregnamos.

Otro factor que ayuda a entender esto es el principio femenino que anida en toda la creación como el motor de vida y también la razón del porque hay muchas más mujeres que hombres conectadas a estas energías sutiles que nos rodean.

Al margen de estos conceptos y como te digo se siempre, el conocimiento solo llega a través de la propia experiencia y por ello te animo a que te pongas a prueba y practiques hasta que tengas la evidencia de que con tu mente puedes cambiar tu realidad y ya sabes que hacerlo depende única y exclusivamente de ti.

Te mando un abrazo desde Barcelona y me despido de ti

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Dejar una opinión