4 pasos poderosos para renovar tu vida

publicado en: coaching | 0

 

Hoy voy a compartirte 4 pasos poderosos para renovar tu vida, a través de un ejercicio sencillo, para que puedas en primer lugar evaluar tus pensamientos y emociones y en segundo término ir transformando gradualmente tu mundo interior y limpiándolo de todo lo que pueda estar bloqueando tu desarrollo personal.

Del mismo modo que en los negocios realizamos un inventario para saber cual es el estado de nuestro almacén, en nuestra esfera interna es muy importante periódicamente efectuar un balance de lo que albergamos en ella.

Paso 1

Vamos a tomar una orientación positiva y en vez de enfocarnos en todo lo que nos disgusta, nos focalizaremos en el polo opuesto, definiendo las conductas, habilidades y hábitos que deseamos poseer.

Para ello, haz una lista de todas las virtudes y cualidades que te gustaría incorporar o potenciar en tu vida.

Toma papel y lápiz y apunta a modo de ejemplo todas estas palabras:

Paciencia

Compasión

Solidaridad

Persistencia

Autoestima

Autocontrol

Disciplina

Prudencia

Armonía

Valentía

Puedes añadir todas las que desees, pero creo que como ejemplo estas ya te resultarán válidas.

Este primer paso es ya muy importante puesto que si lo haces con calma y dedicando el suficiente tiempo, supondrá en ti una toma de conciencia de dónde necesitas más luz en tu vida.

Paso 2

Una vez hayas descrito todas las cualidades que te gustaría mejorar en tu vida, puntualas de 1 a 10, siendo 1 si consideras que actualmente no la posees en lo más mínimo y 10 si piensas que es un aspecto sobresaliente en tu conducta.

Sé totalmente sincero ya que el autoengañarte sólo irá en tu detrimento.

Paso 3

Cuando ya las tengas puntuadas, el siguiente paso es priorizarlas. Debes definir cuáles de ellas son para ti más importantes en este momento de tu vida.

Otro criterio válido también puede ser elegir aquellas en las que tengas una puntuación más baja y te gustaría mejorar de inmediato.

Pero sea cual sea el orden que elijas, te recomiendo que empieces sólo con 1 de ellas o como mucho con 2 , ya que te recuerdo que nuestra mente se adapta mucho mejor si la focalizamos en un solo propósito , pues si nos dispersamos será fácil que al final terminemos sin mejorar nada. Recuerda el refrán, quien mucho abarca, poco a prieta.

Con mis alumnos he visto cambios sorprendentes en unas pocas semanas, pero siempre trabajando una cualidad a la vez y una vez implantadas las mejoras, pasando posteriormente a mejorar otra cualidad.

Paso 4

El último y definitivo paso es realizar un trabajo específico con esa cualidad que hayamos seleccionado.

Voy a ponerte un ejemplo, imagina que lo que deseas mejorar en tu vida es el hábito de la disciplina. Obviamente si estás en un nivel muy bajo, digamos por ejemplo que la has valorado en un 3, no se trata que súbitamente vayas a estar en un 8 o 9, pero si vamos a realizar tareas para que paulatinamente puedas ir subiendo de nivel.

La forma más rápida y sencilla de hacerlo es fijando una meta que puedas cumplir esta misma semana, a 7 días vista. Puede ser hacer una tabla de gimnasia cada día, leer un libro, aprender una nueva receta de cocina, no importa cual sea el objetivo, pero si lo es que implantes diariamente una tarea o acción a llevar a cabo para su consecución y que al final de esa semana puedas tener tu meta conseguida.

Te pongo otro ejemplo, vamos a imaginar que deseamos mejorar nuestro control mental, porque nuestros pensamientos corren desbocados de un lado a otro.

Podríamos establecer la meta de dedicar cada día 15 minutos a relajarnos haciendo meditación y apuntaremos a lo largo de cada día como vamos evolucionando con nuestro enfoque y claridad mental. También podríamos realizar la visualización creativa e ir anotando cada día si somos capaces de mantener nuestra mente enfocada en aquello que deseamos y observar así nuestra mejora dentro de 7 días.

La clave te repito que es el marcar el objetivo a 1 semana vista, porque si fijamos un horizonte temporal demasiado largo, será más complejo de ejecutar.

Si en 1 semana observas que aun no has mejorado demasiado, no te preocupes, vuelve a establecer otra meta semanal hasta que notes tu progreso.

Existen personas que realizan los cambios más rápidos que otras, pero como norma general en períodos de 3 semanas como mucho las mejoras son ostensibles.

Aunque creas que esos son pequeños pasos, te garantizo que con ellos puedes lograr lo que te propongas. Lo que quizás te parezcan detalles, pueden transformar tu vida por completo.

Llevo años realizando estos ejercicios tanto personalmente como con mis alumnos y te garantizo que funcionan, porque por un lado suponen una mejora gradual de esa cualidad que deseamos implantar hasta convertirla en un hábito cotidiano y además cuentas con la ventaja que el comprobar como vas avanzando en tu mejora semanalmente, produce un aumento de tu motivación y empoderamiento personal que actúa como combustible para impulsarte y seguir mejorando en las demás áreas de tu vida.

Puedes hacer tu lista ahora mismo y comenzar a limpiar tu mundo interior, llenándolo de luz para lograr tus metas y ya sabes que hacerlo es algo que depende única y exclusivamente de ti.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Dejar una opinión