4 hábitos para atraer la riqueza

publicado en: desarrollo personal | 2

 

Los hábitos para atraer la riqueza no se implantan de hoy para mañana. Del mismo modo que tus hábitos y creencias actuales los has adquirido a través del tiempo y son los que te mantienen en tu actual situación, la nueva programación mental debe ser realizado de forma progresiva y constante hasta lograr implantar esas nuevas raíces en tu interior.

Absolutamente todo en la vida sigue un proceso y sólo tienes 2 opciones, frustrarte e impacientarte por ello, o actuar de forma inteligente y aceptarlo.

Si de verdad estás comprometido a ser una persona abundante siguiendo estos pasos lo podrás conseguir y si te pregunto si de veras lo estás, es porque en mis más de 25 años de experiencia profesional he comprobado que la mayoría de personas no están realmente decididas a ser prósperas y ricas. Dicen que sí con sus palabras, pero en su fuero interno no están realmente convencidas y por tanto posteriormente no siguen los comportamientos que atraen la riqueza.

Hoy te comparto 4 hábitos fundamentales para atraer riqueza:

Alinear tu creencia con tu deseo

La riqueza no viene a ti porque la desees, no viene a ti porque trabajes de sol a sol, no viene a ti por ser más inteligente o tener más dones o talentos que otra persona, tampoco viene a ti porque de vez en cuando hagas visualizaciones o afirmes que serás rico.  Si eso funcionara así casi todo el mundo sería rico.

La riqueza es atraída a ti, cuando crees que te pertenece. Cuando te sientes merecedor de ella, cuando crees que es tu derecho natural tenerla, cuando te sientes digno de ella y cuando crees que la tienes.

Con el entendimiento espiritual debes comprender que no puedes alcanzar aquello que deseas, sino aquello que ya crees que tienes, eres o haces.

Cuando logres sintonizar o equilibrar tu deseo con tu creencia, entonces y solo entonces estás atrayendo la abundancia a tu vida y lo que ocurre en realidad es que en lo más intimo de las personas, en el rincón profundo de su alma no creen que puedan ser ricas.

La riqueza es un estado mental que debe ser creado primeramente en la esfera emocional y si no te sientes rico, no la podrás atraer, por más trabajo y voluntad que apliques en el proceso.

Si a dia de hoy no te sientes una persona rica, fórmate primero el hábito de construir una poderosa mentalidad de riqueza, pues son esas creencias las que atraerán tu abundancia como un imán atrae el hierro.

 

Actuar con decisión

Mientras que casi todas las personas tienen el hábito negativos de postergar o aplazar lo que deben hacer, tú debes actuar con presteza sin demorar lo que te hayas propuesto. La riqueza es atraída hacia aquellas personas que tienen seguridad y toman acción y es alejada de aquellas que siempre están con temores, dudas y preocupaciones, teniendo miedo de cometer errores y actuando tarde y mal.

Si de veras quieres ser rico, ser abundante, ser próspero, actúa ya y no pongas más excusas.

Durante años he comprobado como muchas personas se engañan a sí mismas y su comportamiento real no está en consonancia con lo que dicen que desean.

Esto lo veo a diario en todos aquellos que continuamente se excusan en que no están formados, en no tienen dinero, en que no tienen tiempo y cuando se les ofrece soluciones a esos problemas, escurren el bulto o simplemente dicen que más adelante lo harán.

Las personas que no actúan son inseguras, miedosas, se enfocan en los errores del pasado, en las preocupaciones y en los problemas, mientras que las personas ricas, son seguras de si mismas y tienen en su punto de mira el logro, el triunfo, el éxito y las soluciones.

Fíjate tu meta y actúa hacia ella, así se caiga el mundo. No demores por más tiempo tu éxito.

 

Tener un sistema

Todos los grandes empresarios, todos los grandes inversores o todos los profesionales que alcanzan riqueza tienen un sistema.

Existen infinidad de ellos y tú debes encontrar el tuyo, personalmente los que yo prefiero son todos aquellos que gracias a internet me proveeen ingresos pasivos.

Pero con independencia que trabajes en el sector tradicional o lo hagas en la red, debes tener un sistema que trabaje por ti.

Si no tienes un sistema simplemente estarás intercambiando tiempo por dinero, que es lo que hace la inmensa mayoría de la población y que es la razón práctica fundamental por la que no alcanzan libertad financiera.

Si a día de hoy eres una persona asalariada que trabajas todo el mes a cambio de un sueldo, debes saber que el que tiene el sistema es tu jefe y tú eres un eslabón dentro de esa cadena.

El sentido común te dirá que siendo empleado es mucho más complejo alcanzar riqueza, ya que estás trabajando para cumplir los sueños de otro, en vez de los tuyos.

Tú debes tener tu propio sistema, ya que si no lo tienes formas parte del sistema de otro.

Tú decides si quieres trabajar para ti o trabajar para otro. Ambas decisiones son respetables, pero una te acerca a la abundancia y la otra te mantiene estancado a nivel financiero.

 

Formarte continuamente

La vida es cambio y adaptación continua, si fluyes con ella, te colmará de abundancia, pero si te estancas o intentas ir en su contra, tu vida se convertirá en una lucha continua tratando de salir de la escasez.

Debes crecer en todas las áreas, pero especialmente en aquellas directamente vinculadas con tus objetivos. Mientras que los ricos no dejan nunca de superarse y de aprender cosas nuevas, las mentes pobres creen que en su ignorancia que no lo necesitan.

Lo que sabes y lo que haces te ha llevado al punto donde estás hoy. Si quieres avanzar en tu vida y muy especialmente si deseas lograr abundancia, debes convertirte en una mejor persona, debes crecer, debes evolucionar y debes adquirir nuevos conocimientos, nuevas habilidades y nuevas destrezas que te permitan hacer cosas distintas de las que hoy haces.

No pretendas tener lo que hoy no tienes, siendo quien hoy eres y haciendo lo que hoy haces.

Sigue formándote y aprendiendo cada día para convertirte en el hombre o la mujer que deseas ser.

Recuerda que toda esta información por sí misma, no cambiará tu vida y que sólo cuando realices la aplicación práctica de estos principios en tu quehacer cotidiano y persistas en ellos, entonces y solo entonces atraerás la riqueza y

3.eso es algo que depende única y exclusivamente de ti.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

2 Respuestas

  1. Marian García

    Llevo tiempo practicando y creo q toda información sobre el tema me es de gran ayuda.
    Me gusta mucho la manera de explicar toda esta información. Gracias

Dejar una opinión